Creo que venimos a enseñar
lo que nos tocó aprender.

Por eso siento que estoy en el mismo camino que tú, solo que en diferentes paradas.

ICORAMOS-24

Te podría decir eso de que tu vida cambia cuando cambias tú; o que trabajes tu crecimiento personal para avanzar y sentirte mejor en el terreno personal o profesional.

La teoría ya te la sabes, ¿verdad? Solo te queda disfrutar de la práctica. Porque cuidar tu bienestar no es solo una cuestión de acción, sino de enfoque.

ENCANTADA, soy…

Ico Ramos

¡Hola! Encantada de saludarte. Soy Ico Ramos y acompaño a otras mujeres a sentirse mejor en su día a día a través de la terapia humanista integrativa, el movimiento corporal y el juego.

 

Me gusta pensar que soy conciliadora de emociones. Porque el respeto hacia ti misma y tu derecho a sentir todo tipo de emociones ―también las mal denominadas negativas― es lo que te aportará calma y resolverá los conflictos o bloqueos que sientes.

 

Mi enfoque de trabajo está centrado en la persona. Y es que como todos somos diferentes, mi acompañamiento tiene que ser diferente.

Y esto es lo que me permite la psicoterapia humanista integrativa, que se llama así porque integra distintas herramientas que pongo en práctica en función de las circunstancias de cada persona.

Gracias a mi experiencia personal y mi formación, puedo decir que mi propósito es mejorar la calidad de vida emocional de las mujeres y acompañarlas en su proceso de empoderamiento.

Gana en confianza y autoestima como lo hacen ya las más de 100 mujeres a las que he acompañado.

Valores como la honestidad, la ausencia de juicio y la confianza mutua guían mi trabajo.

¿Resuena contigo lo que lees?

ICORAMOS-22

Tu historia podría ser la mía.

Fue en 2008 cuando se abrió la caja de Pandora. Yo era trabajadora social de la Administración pública local y durante 16 años me dediqué a acompañar a personas, grupos y colectivos, para mejorar su bienestar y su calidad de vida.


Con la crisis de 2008, entré de lleno en mi propia crisis vital. Llevaba años de mucha incoherencia, descuido, sedentarismo, ansiedad, apatía,… Y en 2010 comencé mi primer proceso de terapia. ¡Oh, yeah!

Tenía todo lo que me habían dicho que tenía que tener para ser feliz: trabajo estable, casa, pareja, familia con salud, dinero, amistades. Pero algo fallaba. No era feliz.

PARA ESTAR BIEN....

necesito del baile tanto como del aire.

¿Te cuento una anécdota? De pequeña me encerraba en el salón de casa con la música a todo volumen y me pasaba las horas bailando. Me aprendía las coreografías de los musicales, como Grease o West Side Story, de Michael Jackson, Madona…


He bailado ballet, contemporáneo, he participado en una compañía de danza, bailaba de lunes a lunes. La música y el baile siempre han formado parte de quien soy.


Y un día me di cuenta de que si el baile me ayudaba a estar mejor, ¿por qué no iba a ayudar a otras personas? Así que me formé en terapias relacionadas con el movimiento corporal como la biodanza y el sistema ludocorporal.

y tú...

¿Qué necesitas para estar bien?

Descarga gratis mis meditaciones guiadas y pasa a la acción hoy mismo y de mi mano.