Consultas Presenciales y Online

CUANDO TE PLANTEAS IR A TERAPIA,
¿QUÉ SUCEDE DENTRO DE TI?

Cuando te empiezas a plantear si te vendría bien ir a terapia, comienza una lucha en tu interior… 

Eso se llama ¡RE-SIS-TEN-CIA! (y sí, yo también la sentí…, ¡mucho! ) 

¿Qué te está pasando…? 

Tu necesidad de querer sentirte mejor y solucionar tus problemas se está enfrentando a tu miedo a “abrirte”, a mostrar tu intimidad y vulnerabilidad a otra persona, a los cambios… Además, aparece la voz de “Yo puedo sola”… Y esto normalmente hace que lo dejes pasar, te convenzas de que tampoco estás tan mal y tardes en pasar a la acción. ¿Te suena? (Yo lo viví bastante).

Sabes que la terapia podría venirte bien, lo has visto en otras personas, pero a la vez te genera miedo, desconfianza… ¿Y sabes una cosa…? ¡Es lo más normal del mundo! Te vas a enfrentar a algo desconocido, que “atenta” a tu intimidad, y eso asusta… ¡Aquí y en Pekín! Enhorabuena, eres humana, estás viva y ante un supuesto “peligro”, tu cuerpo se protege… Queda decirle a tu cerebro que la terapia es autocuidado, no peligro. 

A veces, te planteas que quien necesita la terapia es el/la que te está “amargando la vida” en el trabajo, tu hijo/a, tu madre, tu amigo, la vecina… Pero ya te digo yo que si quieres cambios en tu vida, los tienes que promover tú… ¡y lo sabes!

La resistencia puede incluso que haga aparecer el “qué dirán si se enteran que estoy yendo a terapia”…

Y al final, la que no te encuentras bien eres tú…, y así continúas… ¿Te cuento un secreto? No hace falta estar enfermo para venir a terapia, ni tener el gran problema existencial de tu vida… El hecho de querer sentirte mejor cada día, vivir con calma y hacer lo que quieres en cada momento, son razones de peso para venir. Y hacerlo acompañada es maravilloso. ¡Solo tenemos una vida! Y somos nosotras quienes decidimos cómo vivirla.

Yo te animo a que trasciendas esa sensación de lucha y de miedo. En terapia, tú decides hasta dónde quieres llegar. Te aseguro que puedes sentirte mejor cada día. Para mí, fue la mejor decisión que he tomado en mi vida.

Yo te puedo acompañar a iniciar un camino de autoconocimiento para desarrollar al máximo tus potencialidades, resolver problemas cotidianos, conflictos existenciales, poner límites, comunicarte de manera sana, fortalecer habilidades.

¿Quieres un camino más amable para ti? Ven a mi consulta y lo miramos. ¡Me encantaría acompañarte!

Sesiones presenciales y on line.

¿Te suena?

La Terapia es para ti si quieres...